Nuevas generaciones con temor ante un panorama financiero incierto

90% de los jóvenes de entre 28 y 35 años que hoy se encuentran en edad laboral viven con miedo al desempleo, a no poder poseer propiedad y llegar a la vejez sin ahorros ni pensiones. Aunque consideran indispensable el tener un buen manejo financiero, el 88% afirma no haber recibido las herramientas básicas para tener el control de sus ingresos, según una encuesta de Adulting.

La generación millennial (1980-1996) que hoy forman parte importante de la fuerza laboral del país, ha sido una generación altamente teorizada, de la cual se ha hablado mucho, sobre todo, por el panorama laboral y financiero al que se enfrentan, siendo una de las generaciones más preparadas de la historia y con mayor índice de desempleo y pobreza.

La encuesta de la consultoría mexicana de educación financiera Adulting, aplicada a 1,000 sujetos de entre 25 a 35 años, reveló que el 90% de los jóvenes sí están interesados en tomar buenas decisiones financieras y buscan mejorar sus hábitos, considerando que el buen manejo de sus ingresos es la clave para lograr sus objetivos de vida y tener vejeces dignas.

Pese a esto, el 88% de los encuestados consideró no haber recibido las herramientas adecuadas en materia de educación financiera durante su formación profesional y familiar. Siendo este uno de los principales obstáculos para tomar el control de sus finanzas, ya que al menos el 50% desconoce los elementos básicos de un presupuesto.

Asimismo, 6% de estos jóvenes forman parte de la tasa de desempleo del país, es decir, un porcentaje dos veces más alto que el de la tasa de desempleo en la población general. Aunado al desempleo, las nuevas generaciones también deben lidiar con sueldos históricamente bajos, aceptando trabajos para los cuales suelen estar sobrecalificados.

“La pirámide demográfica es la que es: conforme pase el tiempo va a haber más viejos. Y por tanto, las pensiones tenderán a ser cada vez más bajas”, explicó Héctor Cebolla, doctor en Sociología y profesor en la UNED (Universidad Nacional de Educación a distancia), quien agregó “A buen seguro, eso llevará a que la pobreza en la tercera edad esté más extendida. Pero tampoco serán los primeros en enfrentarse a ello: antes llegarán los que nacieron en los 70”.

 

Estrategias para el futuro

Aunque existen diversos factores económicos y sociales que contribuyen a la incertidumbre financiera de las nuevas generaciones, no todo está perdido, especialmente porque al menos 45% de los millennials ya se encuentran en la búsqueda de herramientas que les permitan mejorar sus finanzas y ahorrar para su vejez.

En este sentido, obtener una buena educación financiera es el primer paso para tomar el control de su economía, aprendiendo los principios del presupuesto y del ahorro.

De igual manera, los productos de seguros de vida con ahorro para el retiro son una de las mejores alternativas, ya que suelen brindar protección ante fallecimiento, respaldo hasta los 99 años, anticipos de suma asegurada en caso de enfermedades terminales, asesoría y descuentos en consultas médicas, pago anticipado por invalidez total y permanente, indemnización por muerte accidental y sobre todo ahorro con rendimientos, por lo que además de la suma ahorrada, el dinero crece conforme a las aportaciones.

 

Fuentes:

Adulting, consultado en septiembre 2021.

El Economista, agosto 2021.

Tribus Ocultas, noviembre 2020.

El Sol de Toluca, agosto de 2021.

Conducef, consultado en septiembre 2021.