México destina menos de 1% del PIB en tecnología y desarrollo

Aunque la inversión en tecnología innovadora es un factor clave para seguir el paso de la transformación digital y sostenibilidad, actualmente no es una de las prioridades del país. México emplea menos de 1% del Producto Interno Bruto (PIB) en tecnología y desarrollo, contrario a lo que hacen otros países como Estados Unidos y China, los cuales destinan más de 3%.

 

Esta cuestión es más relevante aún con la entrada en vigor del T-MEC, ya que el país debe ser capaz de competir con Estados Unidos y Canadá; por ello, se necesita que tanto el sector público como el privado tomen conciencia de lo fundamental que es invertir en este ámbito.

 

“Hay un área de oportunidad y esto tiene que ir acompañado de políticas públicas de (…) los tres gobiernos”, declaró por su parte Francisco de Rosenzweig, presidente del Comité de Comercio Exterior de la AmCham.

 

Para lograr este crecimiento sostenido, necesitamos de la economía del conocimiento, una estrategia guiada por cuatro pilares: educación, tecnologías de la información y comunicación (TIC), innovación y régimen institucional, e incentivo económico.

 

Ahora, hay quienes afirman que la economía del conocimiento no sólo es clave para el desarrollo sostenible, sino para transicionar a la era digital que exige la nueva normalidad pos-COVID-19, por lo que algunas organizaciones urgen a los gobiernos a dar estímulos para impulsar el avance tecnológico.

 

Pero, ¿en México estamos realmente listos para potenciar esta economía?

 

El año pasado, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Fundación de Conocimiento Mohammed bin Rashid Al Maktoum publicaron el Índice de Conocimiento Global 2019, cuyo objetivo era evaluar el concepto multidimensional del conocimiento y calificar a los países del mundo entero sobre este tópico.

 

México resultó ser uno de los países con puntaje promedio, posicionándose en el lugar 57 de 136, por debajo de la República de Mauricio. “Investigación, desarrollo e innovación” fue el área con menor puntuación, seguida de “Educación Superior”.

Fuente: Índice de Conocimiento Global 2019, PNUD

 

Si bien el territorio mexicano aún no tiene las herramientas necesarias, el camino no está bloqueado.

 

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) presentó los retos centrales que necesita superar el país para fortalecer la economía del conocimiento:

 

  • Incrementar la tasa de matrícula para que la población adopte las nuevas tecnologías.
  • Elevar los estándares educativos, especialmente de nivel terciario.
  • Dar prioridad a la inversión en proyectos de ciencia y desarrollo.
  • Mayor flujo de inversiones extranjeras en un clima estable.

 

 

Fuentes:

El Cronista, mayo 2020.

El Economista, noviembre 2019.

Expansión, julio 2020.

Knowledge 4 All, noviembre 2019.

Revista CIMEXUS, Vol. XII, No. 2, diciembre 2017.

TyN Magazine, junio 2020.

leave a reply