3er. Trimestre: Resultados Positivos Ante un Entorno Complejo

Desde la perspectiva de un entorno económico relativamente estable pero aún dentro del rango depresivo, particularmente en el consumo interno, el incremento del 3.0% en primas directas que arrojó el sector al cierre del tercer trimestre de 2010 versus el correspondiente a 2009 se considera un resultado razonable y positivo.

En efecto, el sector ha estado inmerso en una serie de factores que han contribuido a la obtención de ese indicador. Los principales factores restrictivos fueron:

a)     Depresión en el consumo interno. Si bien la economía ha crecido de manera importante, es oportuno recordar que ello se centró en el mercado de importación-exportación.

b)     Un comportamiento casi plano en la actividad económica

c)     Inflación más controlada, que incide en las relaciones económicas cuya consecuencia impacta en mayor estabilidad de precios, como se muestra en la siguiente gráfica:

a)     Primero una recuperación y después mayor estabilidad en el tipo cambiario, por lo que las pólizas en dólares se renovaron con un equivalente nominal en pesos, menor o igual que el del año anterior

MEDIDAS EXITOSAS DEL SECTOR

A pesar de las variables anteriores, el sector se ocupó de generar sus propios impulsores para contrarrestar los anteriores. Los principales fueron:

  1. Fortalecer la toma de conciencia en de los asegurados para la conservación de sus pólizas
  2. Intensificar la preparación de los agentes para consolidar su conocimiento y en consecuencia elevar la calidad de su servicio en la asesoría de los clientes y prospectos
  3. Intensificar sus relaciones con autoridades, instituciones educativas y técnicas para dar continuidad a diversas gestiones
  4. Brindar soporte técnico y comercial a todos los canales de distribución

Las anteriores medidas, con la aportación y participación de las asociadas resultaron efectivas, contribuyendo a los objetivos del sector en general

EL EFECTO PEMEX, UN FACTOR DE CONSIDERACIÓN ESPECIAL

La póliza de PEMEX con vigencia ligeramente superior a 2 años, afecta de manera cíclica los indicadores del sector en su conjunto y, específicamente los de las operaciones de daños. De haber correspondido en este ejercicio la contratación de dicha póliza, que en éste periodo va a durar 28 meses, el crecimiento nominal hubiese sido de 8.4 por ciento nominal. Si a esa cifra se le descuenta la inflación, el crecimiento real al tercer trimestre hubiese sido o fue de 4.5 por ciento.

Si quitamos el efecto Pemex, el indicador de crecimiento real fue de -0.7 por ciento, es decir, hay un pequeño decrecimiento motivado por el equilibrio obtenido al conjugarse todos los aspectos mencionados en párrafos anteriores.

Un análisis más detallado de todas las operaciones y ramos, se encuentra en las secciones correspondientes del capítulo de resultados del sector.