México firma acuerdos de compra por más de 234 millones de vacunas provenientes de 5 prototipos diferentes

México ha administrado al menos una dosis de la vacuna contra la COVID-19 a más de 3.4 millones de habitantes. Con la expectativa de vacunar a la totalidad de la población mexicana entre diciembre 2020 y marzo 2022, ha realizado acuerdos de compra por más de 234 millones de dosis de vacunas provenientes de cinco prototipos diferentes: AstraZeneca, Pfizer/BioNTech, Sputnik V, Sinovac y Cansino.

 

A finales de 2020, el Gobierno Federal dio a conocer las diversas fases en las que se realizará la jornada de vacunación más grande en la historia del país con la que se pretende inmunizar contra la COVID-19 al cien por ciento de la población mexicana antes de marzo 2022.

 

La primera etapa atendió al personal de salud de primera línea de control contra la COVID-19 durante diciembre 2020 y febrero 2021, la segunda etapa dio comienzo el 15 de febrero y se extenderá hasta abril 2021, la cual estará dedicada a las personas mayores a 60 años, dando como prioridad a quienes padezcan comorbilidades como diabetes o hipertensión, así como al resto del personal sanitario.

 

La tercera etapa está programada de abril a mayo 2021 y se enfocará en las personas de 50 a 59 años. Posteriormente, las personas de 40 a 49 años se vacunarán de mayo a junio 2021, concluyendo con la quinta etapa de junio 2021 a marzo 2022, donde se buscará inmunizar al resto de la población.

 

Hasta el momento, las autoridades han entablado conversación con al menos una decena de laboratorios a fin de asegurar las dosis necesarias para la inmunización total del país, y se han creado acuerdos de compra para cinco prototipos de vacunas: AstraZeneca, Pfizer/BioNTech, Sputnik V, Sinovac y Cansino.

 

De acuerdo con los datos publicados por El País, la vacuna de Pfizer junto con su socio en Alemania BioNTech, tiene 95% de efectividad, requiere dos dosis y su costo por unidad es de 19.5 dólares. Esta vacuna inyecta en el cuerpo hebras de instrucciones genéticas conocidas como ARN mensajero, una molécula que toma el control del sistema inmunológico para fabricar proteínas y antígenos específicos contra la COVID-19.

 

El convenio firmado por México con Pfizer-BioNTech fue para adquirir 34.4 millones de vacunas, que tras el primer lote de poco más de 1,2 millones, llegarían a un ritmo de 1 millón mensual entre enero y marzo. Sin embargo, el país sufrió un rezago en la estrategia de vacunación al pasar un mes sin recibir ninguna dosis entre enero y febrero.

 

Por otra parte, el mayor acuerdo del país, hasta el momento, es con el laboratorio británico AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford, por 77.4 millones de dosis, con una primera entrega de 970,000 mil unidades, la cual aterrizó en México el 14 de febrero, permitiendo el inicio de la segunda etapa del plan de vacunación.

 

La vacuna AstraZeneca utiliza la tecnología vector viral, que tiene como base otro virus, adaptado y transformado para combatir la COVID-19. Ya que su creación es sin fines de lucro, es una de las vacunas más accesibles del mercado, con un costo por dosis de 2.8 dólares, y una eficacia variable entre 70 y 90%.

 

Además de las 77.4 millones de dosis pactadas, gracias al acuerdo COVAX, entre Argentina y la Fundación Carlos Slim, México envasará 150,250 millones de dosis las cuales serán distribuidas por América Latina, lo que le permitirá al país acceder a otras 51,500 millones de dosis más.

 

Asimismo, el pasado 22 de febrero llegó a México la primera entrega de 200 mil unidades de Sputnik V, creada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, con sede en Moscú, la cual depende del Ministerio de Salud de la Federación Rusa, con quien se tiene un acuerdo por 24 millones de dosis. Su eficacia es de 92% y 100% frente a los casos de infección grave por COVID-19, utiliza la tecnología vector viral y tiene un costo de 10 dólares por dosis.

 

Otros acuerdos preliminares son con el proyecto chino-canadiense CanSino, por 35 millones de dosis, de las cuales 2 millones llegaron a granel a finales de enero 2021 y se encuentran en proceso de envasado para su distribución. Esta vacuna de vector viral tiene 66% de eficacia y un costo de 4 dólares por dosis única.

 

Finalmente, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, informó el martes 9 de marzo que, tras el primer envío de 200 mil dosis de Sinovac a principios de febrero de 2020 y 800 mil más a finales de dicho mes, se sumarán 22 millones de vacunas al contrato original que se tenía por 20 millones de dosis con el Gobierno chino. Se espera que las vacunas lleguen progresivamente entre marzo y junio.

 

Todas las vacunas contra la COVID-19 han probado su eficacia tanto en la reducción de síntomas significativos, como en la minimización casi a cero del riesgo de muerte. Actualmente existen 260 proyectos en el mundo dedicados a generar vacunas contra el SARS-CoV-2, de los cuales 56 se encuentran en etapa de validación clínica con un total de 109 ensayos, provenientes de un esfuerzo científico sin precedentes.

 

Al 10 de marzo, más de 812,774 trabajadores sanitarios han recibido la primera dosis de Pfizer, de los cuales, al menos 589,193 ya recibieron la segunda inmunización. Asimismo, de los 17,463 miembros del sector educativo, sólo 34 personas tienen pendiente la segunda dosis.

 

Finalmente, en el caso de los adultos mayores, se han aplicado 2,051,259 vacunas AstraZeneca, Sputnik V y Sinovac, con el reto de vacunar a casi 15 millones de personas de más de 60 años y a todo el personal de salud antes de que termine marzo 2021.

 

Fuentes:

Gobierno Federal, enero 2021

Forbes, febrero 2021

El país, febrero 2021

UnoTV, febrero 2021

leave a reply