El sector, en el umbral de la aceleración exponencial