Notas Relevantes

Propone la AMIS diez acciones para mejorar la protección a víctimas de accidentes viales

El Asegurador, Número 712, pág. PP –p.4, del 15 de junio de 2014, Alma G. Yáñez.-

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) entregó un documento al Gobierno Federal en el que le hace una propuesta con 10 puntos pendientes para optimizar la protección a víctimas de accidentes viales, problema social que actualmente arroja 18 personas muertas por cada 100 accidentes repartidos entre zonas urbanas y carreteras, y más de un millón de lesionados.

En el análisis se advierte acerca de la necesidad de implementar un seguro obligatorio de Responsabilidad Civil a nivel nacional que debe reforzarse con una serie de acciones orientadas a generar los cambios en materia de seguridad vial que permitan disminuir los 480 mil accidentes de tránsito que se registran al año, en los cuales están involucrados aproximadamente 817 mil vehículos.

El título de este estudio es Protección a víctimas de accidentes viales, y está incluido en la propuesta de colaboración que el sector asegurador entregó al Gobierno Federal en el marco de la XXIV Convención de Aseguradores de México.

En síntesis, detalla que para generar cambios necesarios en materia de seguridad vial en México se requiere una revisión y modificación de los códigos civiles y penales, federales y estatales, para que el monto por indemnización a víctimas de un accidente vial en caso de muerte sea justo y razonable. Pero, en especial, se requiere un plan integral que proponga modificaciones a las políticas públicas en aras de contar con vialidades más seguras y garantizar la prevención de accidentes, así como la protección, atención y seguridad de los sectores más vulnerables.

 Nombres, Nombres y… Nombres

El Universal – Cartera – Pág. 1-3, Alberto Aguilar, 18 de junio, 2014.-

Aceleran AMIS y CNSF juntas para definir Circular Única de nueva ley este año y más de mil páginas; hoy reunión en Canacar para evaluar 6% de aumento de Pemex Refinación; pronto medidas de Economía y SHCP para apoyar a calzado

** En las últimas semanas las aseguradoras encajadas en la AMIS que preside Mario Vela, han acelerado el calendario de encuentros con el equipo de la CNSF que encabeza Manuel Aguilera para sacar adelante la regulación secundaria vinculada a la nueva Ley de Seguros y Fianzas que entrará en vigor en abril del 2015. Hay una reunión cada 15 días. El interés es concluir el trascendental asunto para el último tramo del año. La que se conoce como Circular Única consta a la fecha de más de mil páginas sin anexos. El documento dividido en 39 títulos ya tiene un avance de 90%, pero aún faltan temas muy álgidos como la medición de capital y conformación de reservas. Los cálculos para el modelo de corto plazo están listos, no así por ejemplo lo relacionado con seguros de vida a largo plazo. La autoridad quiere que las reservas realmente reflejen la calidad de las pólizas, reaseguros e inversiones. Hay que ajustarse también a la regulación internacional, esto es Solvencia II y obviamente la AMIS que dirige Recaredo Arias pretende criterios más flexibles para un rubro bien regulado y que no obstante las muchas crisis, no ha dado de que hablar. Sin duda un asunto trascendente.

 

Seguro de auto, no salga sin él

El Universal – Cartera – Pág. 8, Edgar Omar Huérfano Lara, 12 de junio, 2014-

La AMIS explica que este tipo de productos protege al vehículo contra accidentes, como choques, robos, lesiones a ocupantes y daños a terceros.

Si posees un automóvil es inminente que corres el riesgo de estar involucrado en un accidente vial, no importa si estás en movimiento o estacionado. De darse esta situación, tendrás que desembolsar una suma de dinero que no la tenías prevista y que, en algunos caso, puede impactar las finanzas familiares. Por eso, es necesario que conozcas los beneficios de tener un seguro de automóvil y cuáles son sus características para que puedas elegir el que mejor se adecua a tu presupuesto y necesidades.

El seguro de auto no es obligatorio por ley en México, en las áreas urbanas o poblados; sin embargo, a partir de octubre de 2014 todos los vehículos que transiten por carreteras y puentes federales deberán contar con un seguro que cubra daños a terceros. Por otro lado, si estás pagando tu auto por medio del financiamiento, es muy probable que la compañía automotriz que te presta el dinero te exija un seguro.

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) explica que este tipo de productos protege el auto del asegurado contra riesgos como: choque, robo total, lesiones a ocupantes y daños a terceros en su persona y en sus bienes en caso de accidentes vehiculares.

El seguro sirve para cubrir aquellos gastos o costos en los que puedes incurrir ante la posibilidad de que se presente un percance automovilístico, ya sea por la atención médica que se requiera, la reparación del o los vehículos involucrados, así como los problemas de orden legal que se pudieran presentar.

“Con el seguro proteges tu patrimonio y tu integridad física, así como los de terceros en caso de un siniestro”, asegura la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El portal Finanzas Prácticas de VISA explica cómo se determina el monto del seguro y los costos del mismo. La compañía aseguradora suma todos los reclamos por accidentes que espera pagar y divide ese monto entre todas las personas que pagan el seguro.

Toma en cuenta que no todos los titulares de pólizas de seguro pagan lo mismo. Las primas se determinan de acuerdo con las probabilidades que tiene el titular de presentar un reclamo.

Las primas (pagos) dependen principalmente de tres cosas: quién eres, tus antecedentes como conductor y cuánta cobertura deseas.

Por otro lado, debes conocer cuál es tu “deducible”, es decir, la cantidad económica que invariablemente pagará el asegurado o beneficiario, como consecuencia de la afectación de algunas de las coberturas amparadas en la carátula y/o especificación de la póliza.

Mientras más alto sea tu deducible, menos probable será que la compañía tenga que pagar un reclamo, y más bajo el costo anual que pagues del seguro. En México, algunos deducibles considerados estándar son equivalentes 5% del valor del vehículo por daños materiales y 10% por robo.

¿Qué cubren?

Finanzas Prácticas explica que existen muchos tipos de coberturas, las más comunes son los que cubren a conductores sin seguro o con cobertura muy baja. Con este tipo de producto, si te ves involucrado en un accidente con una persona que no puede pagar el daño o lesión que te causó, tu compañía de seguro pagará todos los reclamos o la diferencia entre tus daños y lo que cubra el seguro de la otra persona. Estas pólizas te protegen contra los costos por daños, incluyendo pérdida de sueldo, cuentas médicas, dolor y sufrimiento.

Los de responsabilidad civil. Si alguien le causa daño a tu propiedad o te ocasiona una lesión, el seguro de esa persona lo cubrirá. Cubre el daño que tú podrías causarle a la propiedad de otra persona o las lesiones que podrías causarle a otra persona y ofrece protección contra demandas judiciales.

Daños por colisión. Este reembolsará los costos relacionados con la reparación de los daños que sufra tu auto a causa de un accidente. Normalmente, te cubre aunque manejes un vehículo rentado o si es de otra persona. Frecuentemente, se requiere este tipo de cobertura para obtener un préstamo para comprar un auto.

Cobertura amplia. Los incidentes no relacionados con daños por colisión caen bajo la cobertura amplia. Eso normalmente significa incendio y robo, pero también podría incluir desastres naturales, disturbios civiles, explosiones u objetos caídos. También se requiere esta cobertura para obtener un préstamo.

En febrero de 2014, sumaban 4 mil 900 vehículos robados en el país, lo que significó un incremento de 21.7% en los últimos seis años.

Seguro de gastos médicos. Se utilizan si te ves involucrado en un accidente y necesitas que te lleven inmediatamente al hospital. Tus cuentas de hospitalización y médicos estarán cubiertas.

Si el accidente fue grave, los gastos del funeral estarán pagados. Esta cobertura se cubre con la del seguro de salud.

Recomendaciones antes de comprar

La Condusef recomienda que consultes con los agentes todas las dudas que tengas sobre el seguro. Recuerda, el costo del seguro varía según la aseguradora, el lugar donde vives, edad, sexo y coberturas adicionales, entre otras.

Lee detenidamente las políticas del contrato (póliza y condiciones generales), para no sentirse sorprendido.

Si estás comprando un auto a crédito, confirma bajo qué condiciones deberás contratar el seguro; si debes hacerlo por cuenta propia o a través de la institución que te indique el banco, además de que la financiera deberá de darte opciones con distintas empresas aseguradoras.

Pregunta si las renovaciones serán automáticas y si el costo del seguro será financiado durante la vigencia del contrato.

Verifica cuál es el procedimiento para cambiarte de una empresa a otra una vez que cuentes con el crédito del automóvil, el cual regularmente te exige que tengas un año de pagar el seguro vigente, para que puedas mudarte de aseguradora.

Una vez que has decidido contratar el seguro con una institución, será necesario definir el valor del automóvil, ya que esto determina la suma asegurada (el dinero que recibirás en caso de percance) y la prima (el dinero que debes pagar por el seguro).

** Pregunta a tu agente como ahorrar con tu cobertura

Los expertos de VISA, la Condusef y Seguros Mapfre recomiendan algunas sencillas acciones para que puedas disminuir el costo de tu seguro de automóvil.

Compara los precios. El precio puede variar mucho de compañía a compañía. Pregunta a conocidos sobre sus agentes de seguro. Infórmate sobre las primas de seguro en internet, una muy recomendable es en la página de la Condusef, la cual tiene una calculadora para que puedas ver el costo y la empresa que tiene los precios más económicos. Consigue al menos tres cotizaciones diferentes antes de elegir una aseguradora.

Recuerda que un seguro es más que el precio. Busca un servicio excelente. Pregúntales a los agentes qué pueden hacer para reducir el precio. Si lo rebajan es un signo de que la firma esté muy orientada a atender bien al cliente.

Aumenta tu deducible. Tu deducible es el monto que pagarás de tu bolsillo antes que el seguro pague. Eso significa que si tienes un deducible de 5 mil pesos y alguien poncha las llantas de tu carro, probablemente no podrás reclamar nada, ya que el costo de reemplazar las llantas es menor que tu deducible. Un deducible más alto en la cobertura de daños por colisión y la cobertura contra incendio y robo reducirá considerablemente la prima. Pero ten cuidado de no aumentar tu deducible al punto que no puedas pagarlo cuando tengas un reclamo que hacer al seguro.

Elimina coberturas. Es el caso contra daños por colisión y la cobertura amplia si el automóvil es viejo, usado o barato. Si tu auto vale menos, digamos 30 mil pesos, podrás ahorrar esa cantidad de dinero para reemplazarlo en poco tiempo si no compras la cobertura contra daños por colisión o la cobertura amplia.

Compra un auto en baja demanda. Si los ladrones tienen un interés especial en el auto que compres, pagarás una prima mucho más alta por él. Elige un auto que no sea robado tan a menudo y pagarás una prima mucho más baja. La AMIS da a conocer regularmente cuáles son los vehículos que tienen más incidencia de robo y los estados de la República donde se presentan más delitos de este tipo.

Descuentos por equipo. En algunos casos el equipo que tiene el auto puede reducir el riesgo de los accidentes y bajar el monto de los reclamos. Si compras un auto que tenga cinturones de seguridad automáticos, bolsas de aire o frenos antiderrapantes, así como cristales y espejos registrados y grabados, ahorrarás dinero en el seguro.

Descuentos por múltiples seguros. Si tienes otros seguros como un seguro de vida, con la misma compañía, o si hay múltiples conductores incluidos en la misma póliza de seguro, tal vez puedas obtener un descuento.