Sabías qué… En México estamos poco asegurados.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015, en nuestro país sólo:

  • 68% de los adultos del país usan al menos un producto financiero
  • 70% de quienes ahorran lo hacen para afrontar una emergencia
  • 30% de los mexicanos que ahorran lo hacen a través de mecanismos informales
  • 60% de los trabajadores no ahorran para su retiro

Los registros de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), revelan que:

  • 7% de los mexicanos están protegidos financieramente a través de un seguro para atender eventualidades relacionadas con la salud.
  • 5% de las viviendas no ligadas a un crédito cuentan con una póliza de daños.
  • 30% los autos que circula en el país tienen la protección de un seguro.
  • 15% de la Población Económicamente Activa garantiza que, en caso de fallecimiento, su familia contará con los recursos económicos para subsistir.

Es importante que el sector público y privado sumemos esfuerzos para que cada vez más mexicanos hagan un uso adecuado de los productos y servicios financieros.

Por ello, desde hace nueve años, AMIS diseñó el Programa de Educación Financiera en Seguros, con el que busca concientizar a la población sobre la prevención de riesgos y la cultura del seguro. Gracias a las diferentes actividades ha llegado a más de un millón de personas.