Crece demanda en seguros de viaje debido a la COVID-19

La pandemia por Coronavirus podría colocarse como el factor principal para que miles de viajeros en el mundo consideren el seguro de viaje y gastos médicos en el extranjero como un servicio de primera necesidad, expertos españoles aseguran que la venta de pólizas de viaje podría triplicarse en los próximos meses.

Viajar en tiempos de la COVID-19 se ha convertido en una actividad de alto riesgo, tanto a nivel sanitario como económico, por ello, asegurar la atención médica, hospitalización, repatriación y reembolso debido a cancelaciones imprevistas en vuelos y hospedaje, nunca habían sido consideradas tan importantes como hasta ahora que el turismo mundial se enfrenta a una gran incertidumbre.

Al igual que otros países, las autoridades en México han ido presentando sus planes de retorno a la nueva normalidad y la Unión de Secretarías de Turismo en México (Asetur) también emitió un “Manual de buenas prácticas para el turismo frente a la COVID-19”, donde se reúnen recomendaciones para garantizar la seguridad del personal y los turistas.

La demanda se verá reflejada, sobre todo, en los destinos internacionales, puesto que, aunado al miedo de sufrir un contagio lejos de casa, diversos países y regiones del mundo han impuesto fuertes restricciones a los viajeros procedentes de lugares con una tasa elevada de contagios, por ejemplo, el confinamiento obligatorio durante 15 días al llegar al destino.

Dentro del caos y desconcierto que se sufre a nivel mundial, las aseguradoras han buscado dar un poco de certidumbre a los viajeros al incluir a la COVID-19 en sus pólizas de viaje desde el inicio de la pandemia.

La necesidad de modificar las políticas del seguro de viaje se debió, como explica Ricard Domenéch, director de operaciones en la agencia Mondo, a que “los viajeros se encontraron de golpe desamparados, porque se cerraron las fronteras, los aviones dejaron de volar y las embajadas se vieron saturadas, por lo que tuvimos que hacer valer las coberturas de asistencia y tratamiento médico a todos los clientes en cartera para resolver sus problemas”.

Según Domenéch, con la transformación del turismo y las nuevas necesidades de los usuarios, las pólizas de seguro serán la alternativa que brinde respaldo y tranquilidad a los viajeros, pero será de vital importancia que las coberturas de viaje respondan a las principales inquietudes de los usuarios, es decir, que logren abarcar tanto el tratamiento médico en caso de contagio en el extranjero, como los gastos resultantes de una extensión del viaje al declararse estado de emergencia en el país visitado, políticas de reembolso debido a contagio previo al viaje y garantías de repatriación.

Fuentes:

El Economista, 17 de agosto 2020

Entorno turístico, 20 de agosto 2020

La Vanguardia, 21 de julio 2020