Destacan emprendedoras en el avance del social-commerce en México

nenis

La compra y venta a través de reels en Instagram, así como los pagos y promoción de productos en publicaciones de Facebook y mensajes de WhatsApp son algunas de las estrategias utilizadas por el social-commerce, cuya proyección visualiza un crecimiento acelerado de 31.4% anual hasta 2027, con estimaciones globales actuales de 500,000 millones de euros.

Las ventas online realizadas a través de redes sociales dieron como resultado el nacimiento del social-commerce, una estrategia que tras el inicio de la pandemia ha reportado un importante crecimiento de acuerdo con los datos recabados por Global Consumer Survey Report 2021 de Astound Commerce, que recaba información de diversas partes del mundo tales como Norteamérica, Europa y Medio Oriente.

En México el social-commerce se ha visto impulsado mayormente por mujeres que se vieron forzadas a emprender, luego de que la pandemia dejara a 1.3 millones de mexicanas desempleadas tan solo durante el 2020. Ante las restricciones sociales y el desempleo, miles de mujeres comenzaron a promocionar sus productos a través de sus redes sociales (Facebook, Instagram, TikTok, WhatsApp), con entregas en puntos céntricos o paquetería express y pagos electrónicos.

De acuerdo con los datos de El Economista, actualmente hay cerca de 5.2 millones de mujeres emprendiendo en el país, es decir, una de cada cuatro mexicanas trabaja por cuenta propia. El 80% de estas mujeres tienen dependientes económicos, más de la mitad son casadas y se encuentran entre los 25 y 44 años.

Aunque estas microemprendedoras generan actualmente 9.5 millones de pesos diarios, beneficiando a más de 13 millones de hogares, con un 84% de aprobación entre los usuarios por sus productos y servicios de calidad, la mayoría suelen trabajar en la informalidad.

Las ventajas del social-commerce

Ante un panorama global donde 61% de los consumidores compran online al menos una vez a la semana, las redes sociales se han convertido en un escaparate virtual que conecta los productos con los consumidores de manera más rápida y eficiente, además de ser una extensión de la experiencia integral de marca, por lo que cada día nuevas empresas están creando estrategias de social-commerce.

El informe de Astound Commerce destacó que Facebook continúa siendo la red social más utilizada para el social-commerce, capturando, principalmente, a las generaciones de mayor edad que se sienten más familiarizados con la plataforma.

En Instagram se destacan las generaciones millennial y centennial, al igual que en otras plataformas sociales en crecimiento, como TikTok  que busca colocarse como un espacio propicio para que las empresas interactúen con sus compradores, y otras, como Twitter que ya se encuentran realizando modificaciones para que las marcas y minoristas puedan promocionar hasta cinco productos en la parte superior de sus perfiles.

 

 

Fuentes:

Forbes, marzo 2021.

El Economista, julio 2021.

Financial Food, agosto 2021.

El Financiero, julio 2021.