Avanza el crecimiento y desarrollo de empresas fintech en México

México es el centro fintech más grande de Latinoamérica, tan sólo unos números por encima de Brasil, con más de 441 startups. Sin embargo, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) sólo ha dado su autorización a tres de ellas: NVIO Pagos, Trafalgar Digital y Doopla.

 

Pese a estos retrasos, 2021 apunta a que habrán avances importantes en los permisos que continúan en espera. Asimismo, las empresas financieras tradicionales están apostando por estrategias de modernización, tal como lo dejan entrever las decisiones de Oxxo y Banorte de formar parte del mercado fintech.

 

El ecosistema fintech mexicano

Durante 2020, el número total de empresas fintech en México creció más de 14%, especialmente en los sectores insurtech y banca digital. De igual modo, se convirtió en un mercado más maduro.

 

De acuerdo con cifras reportadas por F1 Mundial, la tasa de mortalidad de las fintech fue de 4.5% en 2020, respecto al 11.3% de 2019.

 

Hoy en día, la CNBV tiene en espera 93 solicitudes de autorización para organizarse y operar como Institución de Tecnología Financiera (ITF): 59 de ellas aplicaron como Instituciones de Fondos de Pago Electrónico y 34 son Instituciones de Financiamiento Colectivo.

 

Gracias a que la población mexicana es joven —según datos recientes del INEGI, la mitad de los habitantes tienen menos de 29 años de edad—, el país es considerado un lugar adecuado y ventajoso para invertir en desarrollo fintech. A su vez, esto puede promover una mayor inclusión y transparencia financiera en México.

 

El hecho de que tres empresas hayan pasado la validación de la CNBV es un buen indicador de que este 2021 la Ley Fintech y sus disposiciones secundarias marchan de manera consistente.

 

Tiendas de conveniencia y banca tradicional también apuestan por el mercado fintech

No sólo las startups digitales están interesadas en regularse con la Ley Fintech; otras compañías de corte tradicional están incursionando en el mercado, entre ellas resaltan las tiendas de conveniencia.

 

El año pasado, Oxxo se posicionó como el mayor corresponsal bancario en México, luego de que sucursales y cajeros bancarios cerraron por la contingencia sanitaria.

 

Este logro se debió en gran parte a diversos factores a su favor: su mercado principal (los adultos jóvenes), iniciativas de inclusión financiera y alianzas con gigantes del e-commerce. Estas mismas razones son clave para que, ahora, puedan incursionar en el mundo de las fintech con el lanzamiento de su app Spin.

 

Esta nueva app operó de manera inicial en San Luis Potosí y su función central es la gestión, el envío y recibo de dinero sin necesidad de tener una cuenta bancaria. Si bien es una funcionalidad básica, esperan contribuir a la digitalización de las mexicanas y mexicanos y, más adelante, añadir más atributos a la plataforma.

 

Por su parte, Banorte anunció su objetivo de ser el número uno en la banca digital para el año 2023; para ello, crearán un nuevo banco tipo fintech.

 

Recordemos que este esfuerzo no es el primero que la empresa realiza con el objetivo de digitalizarse y promover la inclusión financiera. A mediados de 2020, anunció su alianza con Rappi para crear una sociedad de servicios financieros digitales a los usuarios de la plataforma de delivery.

 

A tres años de haberse promulgado la Ley Fintech, y a pesar de los retrasos, esta parece ir por buen camino. Los próximos meses serán cruciales para su desarrollo, ya que las empresas que se registraron ante la CNBV en 2019 recibirán su pronto su respuesta.

 

Fuentes: 

Banorte (comunicado de prensa), junio 2020.

El CEO, marzo 2021.

Expansión, febrero 2021.

F1 Mundial, febrero 2021.

Forbes, marzo 2021.

INEGI, enero 2021.

Revista AMIS, octubre 2021.