Entrevista Recaredo Arias

CONDUCTOR: Marielena Vega Campos GENERO: Entrevista
PROGRAMA: Salud, Dinero y Amor CADENA: Grupo ACIR
APARICIÓN: 21:04:32 DURACIÓN: 00:15:55
FRECUENCIA: 88.9 FM
Recaredo Arias: Beneficios de los seguros
lunes, 11 de julio de 2016
Romina Román Pineda (RRP), conductora: Lo prometido es deuda, el día de hoy nos acompaña el licenciado Recaredo Arias, es todo un personaje en el ámbito de seguros. Para quien no lo conoce su trayectoria la ha vivido forjando, cambiando, modificando todo lo que en el ámbito asegurador, seguros, se refiere, pólizas, reformas.

Muy buenas noches Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros por acompañarnos aquí en Salud, Dinero y Amor.

Claudia Villegas Cárdenas (CVC), conductora: Gracias, Recaredo.

Recaredo Arias (RA), director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros: Gracias a ustedes, es un placer estar aquí. De verdad que las felicito por esta iniciativa, por este programa y no necesito decir que tengan éxito porque ya lo están teniendo, pero que se mantenga y que vaya creciendo.

RRP: Y bueno, pues abrimos boca. Platicamos un poquito del mundo de los seguros, ¿cómo lo visualizas después de esta trayectoria? ¿Hoy día cómo vives los seguros? ¿Para ti qué es una póliza o qué es un seguro?

RA: Esta pregunta qué interesante, porque entraña cosas muy importantes, porque la póliza a veces es algo que vemos como poco material, ¿no?, es la única forma en la que tal vez tenemos algo material para ver lo que compramos, si compro un coche, si compro una televisión, pues tengo una evidencia muy clara de lo que adquirí, en cambio, si yo compro una póliza pues es un papel y a veces hasta es un elemento electrónico, que cada día se esté usando más, que no me permite materializar perfectamente bien todos los beneficios que compré.

Y sin embargo, a final de cuentas, es la seguridad y la tranquilidad para mí, para mi familia, y para mi patrimonio, pero lo que es más importante, para mi salud, por ejemplo, el poder hacer frente a eventualidades como la salud, que cada día vemos historias más tristes de lo que ocurre al respecto o que se pueda mantener el nivel de vida de una familia.

RRP: Claro.

CVC: Licenciado Recaredo Arias, ¿por qué la gente le tiene tanto miedo a los ajustadores? Cuando tenemos un choque, un percance, la verdad es que a veces no queremos que lleguen los ajustadores porque, si bien vemos a las empresas aseguradoras como un papá que nos va a cuidar, los ajustadores nos dan mucho miedo ¿Por qué todavía se tiene esa percepción?

RA: Realmente en alguna época había situaciones con los ajustadores en donde, sobre todo, cuando no se habían creado procedimientos que se han venido creando ahora, que dejan muy claro el deslinde de un accidente, ésta es una de las grandes ganancias que hemos tenido desde hace casi cuatro años, se tenía un poco la idea de que entre los ajustadores quien tenía la mayor habilidad era el que iba a ganar el peritaje a favor de la otra persona y que eventualmente podía haber, de alguna forma, una relación con el Ministerio Público para definir la culpabilidad.

Pero por fortuna ahora, ya prácticamente todas las compañías de seguros de autos están dentro de un convenio en AMIS que se llama SIPAC, que quiere decir: Sistema de Pago entre Compañías, y a través de él nosotros lo que hacemos es como una cámara de compensación en donde todas las compañías se pagan una a otra lo que tiene que ver con cuando hay choques entre dos compañías aseguradoras en donde hay asegurados de las dos.

Entonces tenemos un manual, que se llama la «Guía de deslinde» en donde viene una cantidad, yo creo que podemos cubrir como el 97 por ciento de los casos de las circunstancias de choques, en donde se puede deslindar perfectamente las culpabilidades, entonces esto le da mucho más transparencia, claridad y seguridad al proceso.

RRP: Recaredo, está el lado del miedo de los ajustadores, «las aseguradoras nunca me van a cumplir», pero está el otro lado, el lado de ustedes, la otra parte, están los «viudos negros» o las «viudas negras» ¿Qué tanto se defrauda? Y de este tema que muy poca gente sabe.

¿Por qué no nos platicas alguna anécdota que se te haya quedado bien grabada de estos fraudes que se cometen en contra de las aseguradoras, de estos famosos «viudos negros»? Platícanos.

RA: Sí, Romina. Este es un tema muy importante, porque en efecto esto es algo que ocurre de ambos lados: a veces nosotros como compañías de seguros tenemos que mejorar nuestro trabajo, tenemos que mejorar nuestra relación con el público y dejar más transparente el porqué de algunas decisiones que a veces no favorecen a los asegurados, que es lo que da lugar a las, yo diría, a estas leyendas urbanas, de que si la «letra chiquita». Hoy nosotros estamos obligados a tener todas nuestras condiciones en Arial de 12 puntos y poner en Bold las exclusiones para que queden perfectamente claro, que no se hable de esa «letra chiquita» y esto tiene varios años pero, desde la nueva ley que se instrumentó el año pasado nos fuimos a Arial 12, todo.

Dentro de eso también necesitamos mucho la asesoría de los agentes, pero esta parte que comentas, Romina, es muy interesante, porque efectivamente a veces los procesos más rígidos de evaluación de un siniestro, de una solicitud de indemnización por parte del público vienen dados porque ha habido historias complejas que se dan con mucha frecuencia, desafortunadamente, en gastos médicos, se dan en autos y se dan en vida, ya por no hablar de daños, por ejemplo en daños tenemos casos fuertes de incendios, por ejemplo, por el cobro de derecho de piso, en donde algunas personas no lo pagan y entonces desafortunadamente incendian bienes asegurados.
Pero este que tú platicas desafortunadamente hay viudos y hay viudas, pues ya vimos, se acuerdan recientemente en donde alguna persona que en realidad no tiene todo el interés asegurable porque a lo mejor tiene una relación, no de matrimonio, no de mujer en concubinato, que buscan sacar provecho, y a mí me tocó vivir, en efecto, un caso, cuando yo fui director general de territorial, en donde me tocó el segundo asesinato, que no estaba claro y que la familia afectada de la pobre mujer que fue asesinada a través de un asalto montado en donde era acompañante al conductor, que a final de cuantas resultó siendo el «viudo negro», no lo tocaron ni con un rasguño en un supuesto asalto y después, tristemente hubieron dos víctimas más, por fortuna la madre de la cuarta víctima fue la que hizo todos los trámites.

RRP: O sea, cuatro, cuatro, cuatro, se aventó el «viudo negro».

RA: Cuatro se aventó, y desafortunadamente no había habido acción legal, por fortuna se le trajo de España, se extraditó de España y se le incautaron sus bienes y, por fortuna, por lo menos cumplió con la justicia.

RRP: Estamos platicando con el licenciado Recaredo Arias, él es director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros AMIS.

Marielena Vega Campos (MVC), conductora: Con toda esta experiencia también habemos gente que creemos en los seguros, en las pólizas, en esta utilidad. ¿Cuál sería el ABC, así como muy puntual, para que verdaderamente esa póliza que yo adquiero me sirva? Y no después diga: «Ah, pues yo ni siquiera quería esto, y no me sirvió y ya no la quiero, en fin» ¿Cuál sería esa recomendación que nos darías?

RA: Es muy importante lo que comentas Marielena, hoy por hoy yo creo que es importante que se sigan desarrollando los canales alternos, como es el Internet, como es el mercadeo masivo, lo que adquieres en casas comerciales, en bancos, y ahí, pero sobretodo, si tú adquieres con tu agente, es fundamental que tú preguntes en qué estas cubierto y en qué no estás cubierto, cuáles son tus exclusiones.

A todos, inclusive los que estamos en las aseguradoras, nos da mucha flojera leer nuestras pólizas, son densas y es algo que hemos trabajado, hay que reconocerlo. Y hemos trabajado por eso mucho con las autoridades en que nos permitan tener redacciones simplificadas, por ejemplo, para los micro seguros, que van a las personas de menores ingresos y que obviamente tenemos que poner las cosas mucho más fáciles.

Tenemos también, en la nueva regulación, la exigencia de que tenemos que poner en las pólizas los elementos fundamentales de qué hacer antes de comprar, ya que compraste y cuando se materializa el riesgo. Pero lo que es fundamental es eso, efectivamente, «a ver, dime bien qué compré, contra qué estoy cubierto y qué exclusiones tengo, qué es lo que no me cubre».

Porque efectivamente a veces no tenemos esa, nosotros creemos que compramos algo porque en nuestra mente pensábamos que queríamos comprar una protección.

MV: Que eso es lo que queríamos.

RA: Y posiblemente el asesor, ya sea el agente o la persona que está en la ventanilla de un banco, tampoco nos dice «cuidado, fíjate que estas son exclusiones, si tú ya tienes una enfermedad, pues no te puedo cubrir por esa enfermedad», o «fíjate que tú compraste una suma asegurada para tu casa, pequeña, pero si tu casa vale más, pues entonces yo te voy a aplicar lo que se llama proporción indemnizable, es decir, te voy a pagar una proporción de lo que vale el bien. Entonces si tú te aseguraste por 100 mil pesos y tu casa vale 300, pues yo te voy a pagar un tercio del valor de tu casa».

Son todo ese tipo de detalles que no es que haya «letras chiquitas», sino que a veces a la hora que se compra no se aclara y se precisa qué compré.

RRP: Estamos escuchando al licenciado Recaredo Arias, él es director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros.

Y siempre cuando tenemos un encuentro con un ajustador, una aseguradora, que tenemos un daño, nos sentimos, a veces, como que ellos «tienen la sartén por el mango», precisamente porque tienen todo este conocimiento. ¿Hay algún código de ética?

RA: Bueno, hay códigos de ética internos dentro de las compañías, y ahora que tenemos la nueva ley que entró en vigor el 4 de abril del año pasado, exige muchos más elementos de información al público. Se exigen muchos más elementos de gobierno corporativo.

Hay, desde luego, el trabajo de Condusef, que es un trabajo muy eficaz en donde se exige también informar al público, todas las pólizas deben de estar ahí en la Condusef, y también hay una vigilancia de que se cumpla con las obligaciones de las compañías.

El gobierno corporativo señala precisamente de que debe haber sanas prácticas en el comportamiento de las compañías. Y hoy hay muchas leyes con las cuales tenemos que estar interactuando, como son también la Ley de Competencia, la Ley de Protección de Datos Personales, en donde todas esas leyes, además del cumplimiento de nuestras obligaciones, siempre tenemos que velar por el interés de aquellos a quienes están asegurando y son aquellos por quienes y para quienes vivimos las aseguradoras, que son nuestros clientes.

RRP: Estamos en «Salud, dinero y amor» en siempre 88.9 de FM, sus amigas, Mariaelena Vega, Claudia Villegas y una servidora, Romina Roman.

Y estamos platicando con Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, la AMIS. Recaredo, yo tengo una petición, pregunta, digamos, la gente, hay un elevado porcentaje de la población que piensa que los seguros no le cumplen y que son muy caros. ¿Qué les dices a las personas a las que la aseguradora no le ha cumplido? ¿Y qué le dices a las personas que consideran que los seguros son caros? porque de verdad no los puede pagar, tal vez un seguro de gastos médicos no se puede pagar ¿qué les dices?

RA: Son puntos muy importantes, efectivamente hay evidencia muy clara de que el seguro cumple, porque efectivamente las historias que más permean y es como suele suceder en todos los campos de la actividad, cuando hay un caso o dos casos en donde falló la aseguradora o simplemente no cumplió las expectativas porque la persona no estaba bien informada, pues se piensa que es un instrumento que no funciona.

Sin embargo, nosotros regresamos al público poco más del 70 por ciento de las primas que nos pagan para efectos de indemnizarles todo lo que les estamos garantizando, gracias a que efectivamente, el seguro, lo que tenemos que ver es que es realmente un instrumento y un mecanismo en donde la compañía lo que hace es juntar en una bolsa lo que ponen todas las personas para que de esa bolsa se saque el dinero para aquellos que van a tener una perdida.

Entonces, a final de cuentas, es el mecanismo de seguros en donde todos compartimos nuestros riesgos, ponemos nuestro dinero para que de ahí se beneficie a las personas que desafortunadamente tuvieron una pérdida o se materializó su riesgo.

Y esto es donde tenemos que, de alguna forma notar que es un negocio muy noble, es en realidad una actividad muy noble porque es lo que busca que la comunidad de esos intereses, esos riesgos, sirva a través de la bolsa que ponemos, para pagar a los que desafortunadamente tuvieron un problema. Nosotros pagamos, alrededor de 33 mil millones de pesos al año en indemnizaciones de automóviles. Pagamos cerca de 40 mil, 42 mil millones en gastos médicos que tanto se dice. Pagamos, más o menos 36 mil en vida. Y todo esto demuestra que es una herramienta que funciona.

Y para ir ya precisamente a esas caras de las personas que, y a esas almas y a esos sentimientos, decir, bueno, yo no puedo comprarlo. Hoy tenemos un dato muy interesante, hay más o menos nueve millones 300 mil asegurados en gastos médicos, de los cuales ya hoy tenemos cerca de dos millones que han comprado pólizas, que les llamamos indemnizatorias.

Que si resultó muy cara una póliza de reembolso de gastos médicos, lo que hacemos es poner una lista de padecimientos; también, para esos padecimientos o poner, por ejemplo, también cosas como días de hospitalización, días de incapacidad, en donde si ocurre ese evento, nosotros le vamos a pagar una suma asegurada.

Le vamos a pagar un dinero y esto es un primer mecanismo para acercarnos al seguro para que si nos ocurre una eventualidad de esas, vamos a tener una cantidad de dinero que fue mucho más barato adquirirlo, que nos va a ayudar a paliar muchos los gastos de una enfermedad.

La otra es, efectivamente ver a través de una asesoría y analizando mis riesgos, evaluando mis riesgos, con qué me debo de asegurar o qué es lo que a mí más me preocupa dentro de lo que son mis preocupaciones, de lo que son las necesidades familiares. Entonces, tú te aseguras con eso pero asesorarte de cómo puedes con tu presupuesto comprar lo que sea mejor para ti y lo más adecuado.

RRP: Sin lugar a duda una charla, por demás interesante, lo vamos a seguir invitando a esta mesa de «Salud, Dinero y Amor». Tenemos que seguir hablando de seguros, de seguridad social, familiar.

Yo sí estoy convencida de que los seguros bueno, obviamente, tener una póliza de diferentes cosas nos pueden ayudar a que nuestro bolsillo y a que familias no se destruyan por enfermedades o por percances muy graves, muy delicados.

Vamos a seguir en esta mesa de «Salud, Dinero y Amor» que hemos, por mucho tiempo hablar de seguros y de seguridad social. Muchísimas gracias, licenciado Recaredo Arias, por acompañarnos esta noche.

RA: Al contrario, es un placer estar con ustedes y empezar la semana con ustedes. Y que siga habiendo mucho éxito. Gracias.

Gobierno fiscalizará el seguro automotriz

Milenio Diario – Negocios – Pág. 33, 20 de junio de 2016.- Braulio Carbajal

Ante el bajo efecto que ha tenido el seguro obligatorio para automóviles, el gobierno ya prepara una estrategia para fiscalizarlo, indicó Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

El gremio que representa busca que el seguro sea exigido durante el trámite de algunos procesos obligatorios, como verificación, pago de tenencia o renovación de la licencia de conducir.

De acuerdo con estadísticas de la AMIS, solo alrededor de 28 por ciento de los autos que circulan cuenta con alguna protección.

Desde hace un par de años, todos los vehículos que circulen por carreteras y puentes federales están obligados a contar con una póliza que proteja a terceros en caso de un accidente, y desde inicios de 2016 también los autos de la CdMx.

No contar con esa póliza al conducir es motivo de una multa que ya de mil 400 a 5 mil 600 pesos, dependiendo del vehículo.

Luis Álvarez, director de daños y autos de la AMIS, señaló que esa multa está incluida en las nuevas normas, pero la realidad es que no se aplica, por lo que no hay ninguna presión para que los conductores adquieran el seguro, que es fundamental en caso de algún accidente.

“El seguro ya es obligatorio, pero todavía no se fiscaliza, no se aplican multas, pero nosotros, en las pláticas que hemos tenido con el gobierno de la ciudad, hemos hablado de que en breve se empezará a fiscalizar eso de una manera más activa”, apuntó.

De acuerdo con el nuevo reglamento de tránsito, se puede solicitar la póliza de seguro en puntos de verificación de ingesta de alcohol; ahí el policía solicita licencia de conducir, tarjeta de circulación y póliza de seguro.

Fortalecen solvencia de aseguradoras

Reforma – Negocios – Pág. 7,16 de mayo de 2016.-  Jessika- Becerra

Desde abril de 2016, las 102 aseguradoras que operan en el País deben cumplir con nuevos requisitos regulatorios que buscan -principalmente- garantizar el pago de los siniestros.

Las aseguradoras están expuestas a riesgos operativos y de mercado que pudieran reducir el capital con el que pagan los siniestros.

En abril de 2013 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley de Seguros y Fianzas, mediante la cual, las autoridades financieras actualizaron la metodología que utilizan las compañías para determinar las reservas que deben constituir para garantizar el pago de las pólizas.

La Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) dio un plazo de 3 años para que las empresas hicieran sus cálculos con la nueva metodología y a partir de ellos cumplieran con los requerimientos de capital.

La nueva metodología obliga por primera vez a las aseguradoras a calcular su capital conforme a los riegos que enfrentan y en menor medida respecto a sus modelos internos y sus datos históricos como lo venían haciendo.

Antes de que se creara la nueva Ley, las aseguradoras garantizaban el pago de sus siniestros, pero bajo un cálculo que no consideraba los riesgos operativos y de mercado a los que están expuestos.

Para Norma Alicia Rosas, presidenta de la CNSF, el cambio regulatorio es profundo porque significa que las compañías se adapten a nuevas reglas que funcionan en varios países y que se conocen como Solvencia 2.

La normatividad, explica Rosas, busca garantizar el capital del sector en periodos de crisis, por lo cual estas instituciones financieras deberán migrar gradualmente su modelos de constitución de reservas a un cálculo basado principalmente en los riesgos que toman.

Solvencia 2 dicta la metodología para constituir reservas, provisiones para siniestros ocurridos no reportados, así como requisitos de gobierno corporativo, como son la incorporación de directores independientes, comités de auditoría y de riesgos.

Según Eduardo Recinos, director de Seguros para América Latina de Fitch Ratings, el cumplimiento de las nuevas normas elevará los costos de las compañías, ya que requerirán contratación y capacitación del personal, sistemas informáticos y crear áreas riesgo.

El analista explicó que estos requerimientos pueden presionar las finanzas de las aseguradoras pequeñas y de nicho. Incluso, en el caso de que no pudieran cumplir con los nuevos requerimientos tendrán que fusionarse o desaparecer.

Fitch comentó en una conferencia que cerca de 20 aseguradoras pequeñas que operan en México podrían desaparecer o ser fusionadas al no tener la capacidad para cumplir con nuevas reglas de capital.

Consultado, Recaredo Arias, director general de la AMIS, comentó que en mayo las aseguradoras tendrán una prueba final sobre los nuevos requerimientos de capital.

“El sector está inmerso en su preparación (de Solvencia 2), Las aspiradoras están trabajando de forma estresada y ardua para cumplir”, señaló.

Por su parte, Luis de la Calle director general de la consultaría De la Callea Madrazo y Mancera, empresa que desarrolló con la AMIS el estudio “Seguros como catalizadores del ahorro, el crecimiento y el Estado de Derecho”, comentó que al cumplir con las nuevas reglas, el sector asegurador mejorará su participación como impulsor del crecimiento de la economía mexicana.

No obstante, agregó que es necesario que la industria y las autoridades mantengan un diálogo abierto que permita además de fortalecer su solvencia, generar productos que ofrezcan nuevas coberturas específicas.

 

 

 

 

 

You may also like...

Sorry - Comments are closed